Hoy es uno de esos días en los que, parafraseando a @lavecinarubia, me he levantado con pelazo. Lo noto sano, fuerte, brillante…

No es cosa de la casualidad ¿eh? Lo dice ella, lo digo yo y lo confirman todos (pero todos) los expertos: para tener el pelo sano, son necesarias dos cosas. Cuidarlo y cuidarte, porque si no estás sana tú, el pelo tampoco. Como ves, la casualidad no es ninguno de los dos requisitos necesarios para tener pelazo. Así que, hoy nos vamos a poner manos a la obra para conseguirlo.

Cuanto mejor te alimentas, mejor estás por dentro y, también, por fuera. La piel y el cabello notan un montón la alimentación, por eso muchas veces cuando nos notamos el pelo lacio o sin vida pero estamos seguras de que seguimos haciendo lo mismo que siempre nos ha funcionado bien (lavarlo adecuadamente, usar productos bueno, no pasarnos con el calor…), quizá sea cuestión de revisar el menú de la semana y la lista de la compra y ver si nos falta algo que deberíamos estar tomando.

Los hábitos de vida y de alimentación (un horario de comidas ordenado, dormir lo suficiente, dejar a un lado el tabaco y el alcohol o, al menos, minimizar su consumo todo lo posible…) también influyen en el aspecto del pelo, de modo que no solo es importante comer bien, sino hacerlo en el marco de una vida saludable.

Vamos a empezar por el primer paso, aprendiendo qué cinco grupos de alimentos fundamentales nos ayudan a cuidar el cabello y harán que luzca sano y precioso como siempre. ¡Ah! Además, están bien ricos.

  • Pescado azul: el pescado azul en general es muy beneficioso para el pelo y el cuero cabelludo por su alto contenido en omega 3 pero, de todos los pescados azules, el salmón es el más indicado para que nuestro cabello se mantenga sano, por su contenido en aceites beneficiosos. Puedes tomarlo ahumado, a la plancha o cocinado al microondas. Lo prepares como lo prepares está buenísimo y además, te ayuda a tener un pelo precioso. Qué más se puede pedir.
  • Vegetales de hoja verde: alimentos como las acelgas, las espinacas, el apio, el brócoli o la rúcula contienen altas cantidades de hierro, calcio y vitaminas A y C, muy necesarias para mantener un pelo sano y brillante porque lo mantienen nutrido naturalmente. Si no te gustan mucho, prueba a tomarlas en revueltos o ensaladas (las espinacas son especialmente agradecidas en ensalada, así como la rúcula o los berros). Mitigarás en buena parte su sabor y conservarás sus propiedades.
  • Frutos secos: si te gustan, estás de suerte. Tomar un puñado de frutos secos al día es beneficioso para muchas cosas, entre otras, para mantener una correcta salud capilar. Aportan minerales como el zinc y el selenio y una importante cantidad de vitamina B. Incluye almendras, avellanas, nueces o anacardos en tus desayunos (puedes mezclarlas con el yogur) o en tus comidas (como aderezo de una ensalada, por ejemplo). Tu pelo lo notará.
  • Cítricos: las naranjas, las mandarinas, los pomelos o los limones, además de aportar un alto contenido en vitamina C beneficioso para diversas funciones del cuerpo, son muy importantes para la síntesis del colágeno, elemento fundamental para la salud de la piel, las uñas y el cabello. No los olvides.
  • Cereales: ricos en ácido fólico y vitamina B6, los cereales son beneficiosos para el cabello porque mantienen más oxigenados los folículos pilosos. Tómalos en barritas (puedes prepararlas caseras), en el pan o transformados en alimentos como la pasta. ¿Y si te apuntas a los nuevos cereales y súper alimentos? Cualquier formato es bueno para cuidar tu cabello.

Cuida tu cabello a través de la alimentación, con una buena rutina de lavado y mantenimiento y con productos de primera calidad. Vente al Salón, te ponemos a punto. Tenemos servicio de tocador sin cita todos los días y no cerramos a mediodía. ¡Te esperamos!

Nos leemos,

Ana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar