Si os pregunto si sabéis peinaros… ¿A que me responderíais que sí, sin pensarlo ni nada?

La realidad que vemos en el Salón cada día nos habla de que, en realidad, creemos que sabemos peinarnos pero vamos un poco a ciegas y eso lo acaba pagando el pelo. Hoy os traigo mi Guía definitiva en solo cinco pasos para que peinarse sea, de verdad, una forma de cuidar el pelo y estimular su belleza.

PASO 1: La herramienta es importante. Sí, queridas. Así es. Peinarse parece cosa que sabemos hacer todos desde que le cogemos soltura a eso de la coordinación manual cuando somos pequeños, pero el caso es que luego cometemos errores de principiante en cosas tan obvias como utilizar cepillos y peines de cualquier clase en lugar de optar por los de buena calidad. Si tienes que invertir en algo, que sea en un buen set de peinado, adaptado a tu tipo de pelo y sus necesidades.

PASO 2: El número clave. ¿Te acuerdas de la serie La tribu de los Brady? Una de las hermanas, creo que era la mayor (hace ya unos cuantos años de aquello y no me acuerdo bien) se peinaba dividiendo la melena en dos y pasando el cepillo 100 veces por cada parte, para alisarlo bien. Bueno, pues aunque parezca una tontería, un buen cepillado ayuda a la salud del pelo porque lo limpia, exfolia el cuero cabelludo, activa la circulación y el riego sanguíneo y pule la superficie del pelo, de manera que brilla más. ¿Cuántas veces te tienes que cepillar para eso? En realidad, da igual. Lo importante es que el peine llegue bien a todos los rincones.

PASO 3. El cuándo. Ya hemos visto que el con qué y el cuánto influyen en una buena rutina de peinado pero ¿qué pasa con el cuándo? Pues lo que pasa es que, en lugar de peinarnos solo cuando nos levantamos, deberíamos hacerlo cada vez que el pelo lo necesite (sin obsesionarnos tampoco). ¿Que lo notamos enmarañado, mal puesto o similares? Un buen cepillado rápido y volverá a estar perfecto. Además así evitamos que los enredos se hagan más grandes y el pelo se rompa al deshacerlos.

PASO 4: El cómo. Ésta es otra de las grandes claves para peinarnos bien. Pero ¿qué es peinarse bien? Hacerlo sin dañar el pelo, sin romperlo y sin tirones innecesarios que lo debiliten. Las instrucciones son claras en este sentido: hazlo de abajo hacia arriba y por secciones (es decir, primero puntas, luego medios y luego raíz). ¿Y para la ducha? Péinalo siempre antes de lavarlo.

PASO 5: Estimula el cuero cabelludo. Con el masaje shiatsu capilar del que ya hemos hablado alguna vez en el blog consigues estimular la circulación del cuero cabelludo, de manera que el cabello lo note y crezca más fuerte y sano. No te olvides de masajear el cuero cabelludo antes y después de peinarte o de lavarte el pelo.

Junto con estos pasos, recuerda que para hacer más sencillo el peinado e hidratar y nutrir el pelo, es buena idea utilizar aceites de peinado y una rutina de limpieza adecuada a las necesidades de tu melena.

Si no tienes claro lo que necesitas, vente al Salón. Te asesoramos y ponemos a tu disposición productos de cuidado capilar de primera calidad, que respetan la belleza natural del pelo y la estimulan a través de la salud.

Nos leemos,
Ana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar