¿Cuánto hace que no das las gracias de verdad?

Cuando somos pequeños, nos enseñan a dar las gracias por todo y lo interiorizamos como algo rutinario y casi menor. Pero dar las gracias es mucho más que eso.

Una buena forma de estar en armonía con nosotras mismas es hacer un ejercicio sencillo de agradecimiento, cada día o, al menos, una vez a la semana.

Reserva cinco minutos al día para ti, siéntate cómodamente en un lugar en el que estés sola y sin interrupciones de nadie. Apaga el teléfono o ponlo en silencio y quítale la vibración. Son solo cinco minutos. TUS cinco minutos. Todo lo demás puede esperar fuera de tu espacio de agradecimiento, que es lo que vas a crear.

Necesitas papel (mejor en blanco, sin rayas ni cuadritos) y un bolígrafo. Tómate un momento para pensar qué cosas agradeces ese día. Escríbelas (no hace falta que sean más de dos o tres líneas). Léelas en voz alta tres veces, cierra los ojos y dedica el resto del tiempo a meditar sobre esas cosas que has agradecido. Muestra tu gratitud, a quien quieras.

Junto con este ejercicio, que nos ayuda a armonizar con el entorno y a estar en paz, hoy te traigo además diez frases sobre el agradecimiento, para que las vayamos meditando, una a la semana, durante este verano.

La gratitud es la memoria del corazón (Lao Tse)

Agradecer habla bien del corazón y hace que tu corazón hable (Anónimo)

Cuando bebas agua, recuerda la fuente (Proverbio chino)

La gratitud no es sólo la mayor de las virtudes. Está emparentada con todas las demás (Marco Tulio Cicerón)

Uno puede devolver un préstamo de oro, pero está en deuda de por vida con aquellos que son amables (Proverbio tradicional)

La amistad, si se alimenta solo de gratitud, equivale a una fotografía que con el tiempo se borra (Isabel De Rumania)

Agradece a la llama su luz, pero no olvides el pie del candil que paciente la sostiene (Rabindranath Tagore)

Campo que siembras con amor lo cosechas con gratitud (Gibrán Khalil Gibrán)

Aquel que no agradece un pequeño favor, no agradecerá uno grande (Mahoma)

Si un hombre no está agradecido por lo que tiene, es probable que no sea agradecido por lo que tendrá (Frank A. Clark)

Y tú ¿por qué estás agradecida? Mi equipo y yo lo estamos por vuestra constancia y porque, sin vosotros, nada de esto sería posible. Te esperamos en el Salón.

Nos leemos,

Ana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar