Todos los años hablamos de la caída del cabello cuando llega la primavera y en el otoño y siempre os digo que, mientras notéis que se da en la misma cantidad y de la misma forma que en años anteriores, no pasa nada.

Sin embargo, muchas de vosotras me preguntáis qué se puede considerar normal y qué no cuando hablamos de caída del pelo, así que hoy vamos a hablar de nuevo de ello y trataré de daros algunas pautas para saber cuándo debemos preocuparnos.

Vamos allá.

  • El pelo se cae de forma natural. Eso es lo primero que debes tener en cuenta. Al día perdemos entre 100 y 150 cabellos (eso calculan los expertos).
  • Si un día concreto notas más caída que otros, no te alarmes. Puede deberse a que lleves algún día sin cepillarte bien o sin lavarte el pelo y se trate de cabellos que ya se habían caído pero se habían quedado enganchados.
  • La caída del cabello se incrementa en otoño y en primavera. En estas épocas del año, cuando más se cae es al peinarnos y cuando nos lavamos la cabeza.
  • Las caídas puntuales e intensas del cabello se llaman efluvios telógenos y no tienen por qué ser indicativo de ningún problema grave de salud.
  • Las situaciones de estrés y nerviosismo causadas por mucho trabajo favorecen las caídas puntuales del cabello. Según los expertos, pasada la situación que causa el estrés, el pelo debería volver a crecer.
  • El embarazo también es un factor que estimula la caída del cabello, sin que signifique un problema de salud.
  • Lavarte mucho el pelo no estimula la caída del pelo. Al contrario: una higiene inadecuada del cuero cabelludo sí afecta para mal a la pérdida de pelo.
  • Los parabenos, siliconas, amoníacos y demás ingredientes agresivos con el pelo pueden dañarlo y deteriorarlo, hasta el punto de que se rompa más, aunque no se caiga.
  • Llevar una dieta saludable, variada y equilibrada, mejora la salud del cabello (entre otros muchos beneficios, ya sabéis).
  • Cuando hablamos de caída del cabello, hablamos de pelos en los que apreciamos la raíz. Si no la vemos o se trata de cabellos más cortos del largo que llevamos, es rotura.
  • La caída abundante y sostenida en el tiempo, con pérdida visible, sí es síntoma de que puede haber algún problema.
  • Si notas que el cabello está más fino o quebradizo que de costumbre, es buena idea consultar con un especialista.
  • Acude al médico si descubres calvas circulares, especialmente si notas picor, enrojecimiento o costras.
  • También debes plantearte visitar a un especialista si hay inflamación del cuero cabelludo, sobre todo en las zonas en las que notes pérdida de densidad del pelo.

Si necesitas consejos y productos para cuidar mejor tu cabello, o una opinión experta que te ayude a saber si tu cabello necesita tratamiento, del tipo que sea, vente al Salón. Cuidamos la belleza a través de la salud. Aceptamos clientes sin cita todos los días y abrimos a mediodía.

Y tú ¿cómo combates la caída del cabello?

Nos leemos,

Ana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar