¿Te acuerdas de cómo te peinaba tu madre cuando eras niña?

Coletas, quiquis, pirris, trenzas… Pues ya puedes ir desempolvando estilismos, porque los peinados dulces y aniñados son una de las tendencias que se perfila con más fuerza para ser la estrella de la temporada. La vimos en la pasarela de Milán de la mano de grandes diseñadores y estilistas (como es el caso del tándem Marni & Paul Hanlon) y parecen haber llegado para quedarse.

¿Te faltan ideas? Te doy cinco que seguro que te suenan en cuanto las leas. Peinados con los que triunfar volviendo a los looks dulces de la infancia y a formas de arreglarte el pelo que recuerdan a tardes comiendo gominolas, viendo dibujos animados o jugando en el parque. Allá van.

  • Dos coletas: es la principal apuesta de la temporada. Se llevan bajas, perfectamente peinadas y simétricas, con la raya al centro tanto si llevas flequillo como si no. si quieres actualizarlas, fíjate en los tips de Paul Hanlon para Marni: procura que la goma no se vea y crea un perfecto look de aspecto pulido desde arriba.
  • Trenzas: este peinado no nos ha abandonado nunca, pero ahora se reinventa en clave infantil. Si quieres lucirlas como en la pasarela de Milán, apunta los dos looks más buscados. El primero es la clásica trenza lateral normal, con horquillas sujetando el flequillo a un lado (que viene bien porque así no molesta). El segundo, las dos trenzas de toda la vida, pero reinterpretadas en clave joya con gomas brillantes en el extremo.
  • Quiquis de flequillo: yo diría que uno de los peinados que más les gustaba a nuestras madres (y que sigue estando de moda para las más pequeñas de la casa) era cogernos un “quiqui” en lo alto de la cabeza, tomando sólo la parte de arriba del pelo. Algo parecido pasa con los quiquis de flequillo: si lo tienes largo y abundante, puedes trenzarlo o retorcerlo hacia un lado. Remátalo con una goma vistosa del color que más te guste y sujeta con horquillas para que no se caiga.
  • Horquillas everywhere: no es que te las tengas que poner en cualquier parte de la cabeza, es que las vas a llevar en cantidad. Acostúmbrate a la melena suelta pero sujeta en la parte de delante por dos o más horquillas, al gusto. Todo vale: desde una a cada lado recogiendo el flequillo y los laterales del pelo, hasta flequillos tipo tupé sujetos con dos horquillas sobre la cabeza y el pelo suelo, o varias horquillas a un lado, creando textura en la melena. Experimenta con ellas.
  • Look bebé: de todos los peinados que vi en la pasarela de Milán en este estilo del que os hablo hoy, quizá el que me pareció más controvertido sea éste. Es un peinado pensado para el cabello corto (o al menos recogido en un moño), ya que trata de reproducir la manera de peinar a los bebés, mojando el cabello y haciendo raya bien a un lado o al centro echando el flequillo (corto) hacia adelante siguiendo su caída natural. Puede quedar muy chic, pero depende del look elegido para combinarlo.

¿Cómo los ves? ¿Qué te parece esta tendencia? ¿La seguirás? ¿Has conservado alguno de estos peinados, aunque los hayas actualizado a tu estilo? Cuéntame.

Nos leemos,

Ana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar